26 de julio de 2011

La Historia | Capítulo 102

En la Central, Rosario no deja escapar la oportunidad de torturar a María y le anuncia que Diego le propuso casamiento. Una vez a solas, Diego le dice a María, "No me mires así, hice lo que hablamos!". María, igual que Diego, no puede esconder la tristeza que siente por todo lo que está pasando pero le dice que hizo lo que tenía que hacer. Cuando Diego le pregunta porque lo llamó la noche anterior, María le dice que fue por algo del trabajo, cuando en realidad lo llamó para impedir que le pida casamiento a Rosario y decirle que quiere estar con él a pesar de todo lo que está pasando. Los Únicos tienen una nueva misión: salvar a Papa de un atentado. Los encargados son María, Diego, Ruben y Rosario. Después de cumplir exitosamente con la misión, en recompensa, Papa bendice el futuro matrimonio de Rosario y Diego. María, con un dolor inmenso en el pecho y ojos llenos de lagrimas, observa la ceremonia y se quiere morir. "Tenes veneno, Ruben!", le pregunta a su amigo. >>> VIDEO <<<

No hay comentarios:

Publicar un comentario