22 de agosto de 2011

La Historia | Capítulo 119

María fue a la carcel para averigüar quien es el que apareció quemado en la celda de Mauro. Quiere comprobarles a todos que ella no mintió y que Mauro fue a visitarla, pero ya cremaron el cuerpo de la celda y no pudo averigüar nada. Diego sigue sin creerle. "Puede ser que yo no pueda probar que Mauro vino a verme, pero sabes que es lo que más me molesta? Que te resulta tan fácil decir que miento, que invento, que digo cualquier cosa...La poca confianza que me tenes me duele y mucho!", le dice María. Diego no puede decirle nada porque los interrumpe Monterrey. Diego descubre que Mauro está vivo y que María nunca mintió. Se disculpa con ella. Ella acepta sus disculpas, pero sigue enojada y lo trata de millonario insesible: "Se ve que esos millones de plata que tenes te nublan la cabeza y empezas a hacer las cosas bastante mal!", le dice. Diego recibe un llamado de Melania que le dice que en el ranking de los millonarios subió dos puestos. "Andá a festejar los millones, pero de vez en cuando deberías bajar un poco al barro para conocer mejor a la gente!", le dice María y se va. Más tarde, en el departamento, María recibe un ramo de flores con la tarjeta: "Nunca más voy a desconfiar de vos, te lo prometo. Te amo, Diego" y se entera por Helena que a Diego lo están investigando y que podrían suspenderlo. María afloja y decide ir a hablar con él. María llega a la casa de Diego y le pide disculpas, pero los interrumpe Joaquin que llega y le dice a Diego que los estafaron en el negocio que hicieron juntos y que perdió todos sus bienes y está en la bancarrota. Lo que Diego no sabe es que todo fue una trampa de Joaquin y Rosario. >>> VIDEO <<<

No hay comentarios:

Publicar un comentario