1 de septiembre de 2011

La Historia | Capítulo 127

Luego del gas que inhaló en el laboratorio, Diego entra al hospital a punto de morir. María usa la máquina del tiempo y viaja al futuro para ver si Diego sobrevive o no. Una vez allí, Soraya llora por el aniversario de la muerte de un agente y María, segura que se trata de Diego, va al hospital y le hace una promesa a Dios: si le ayuda salvando al amor de su vida, ella renunciará a Diego para siempre. Inmediatamente, se produce el milagro y Rouvier se recupera...María está en la plaza, destruida porque sabe que no puede fallar a la promesa que hizo. Llega Diego y le dice que "Ayer cuando estuve inconciente me pasó algo...Sentí que me moría, los vi a mis papás. Casi me muero..." María le pregunta si tenía miedo y él le dice que sentía angustia por las cosas que no hizo en la vida. "Siempre las cosas del corazón apostergué. Incluso con la gente que tuve alrededor...nunca les di un abrazo, nunca les dije que los quería de verdad...Siempre fui muy frio. Cerré puertas...muchas. Hasta el día de hoy que estoy a punto de cerrar la puerta más grande. Te estoy dejando afuera de mi vida y para eso me podría haber muerto.", le dice con mucha tristeza. "No lo digas así, cómo te vas a morir...", le dice María angustiada. "No le tengo más miedo a la verdad. Estuve a punto de morir sin haber luchado lo suficiente por tu amor. No hay otra mujer en mi vida, no hay otro amor...Te amo! Te amo mucho, mucho, mucho...Te juro que a veces no sé si es amor o es locura pero no me importa. No me importa nada, quiero vivirlo.", le dice Diego e intenta besarla. Pero María, por la promesa que hizo, le dice que no y se va. Finalmente, Diego resignado, se casa con Rosario y María queda destruida. >>> VIDEO <<<

No hay comentarios:

Publicar un comentario