4 de septiembre de 2011

La Historia | Capítulo 128

María, triste por el casamiento de Diego, se emborracha y se presenta así en el penthouse. Rosario se pone como loca porque María no para de abrazar a Diego, mientras que Diego la cuida y quiere llevarla a su casa. Llega Poly y se la lleva. Más tarde, María va a un operativo: Cupido asesino ataca a los enamorados. Diego, en su casa, atiende el teléfono de María que se le había caido, se entera por Violeta que María podría estar en peligro de muerte y sale a buscarla. Una vez allí, Diego se la quiere llevar para salvarla pero no aguantan y terminan besándose, convirtiéndose así en la meta perfecta para el Cupido asesino. Se salvan gracias a Ruben que detiene la flecha. Diego se va. Rosario deja plantado a Diego en la iglesia y le deja una carta donde se despide de él. Diego lo toma como una señal del destino y busca a María para empezar su historia de amor. Le dice que tiene miedo terminar como el Cupido asesino que terminó así por vivir sin amor y que la única manera que eso no le pase es estar con ella. "Quiero ser un hombre y estando con vos puedo ser digno de llamarme así. Te amo tanto...Por favor no me sueltes, no me dejes ir.", le dice. "Ni muerta!", le contesta María. Se besan apasionadamente pero están interrumpidos por un llamado de Violeta que les avisa que Rosario está secuestrada. >>> VIDEO <<<

No hay comentarios:

Publicar un comentario